Nuevos resultados evidencian impactos inesperados de alternativas de gestión en el Guadalquivir

Nuevos resultados derivados del proyecto PIRATES evidencian impactos ambientales de algunas alternativas de gestión para el Estuario del río Guadalquivir que actualmente están siendo consideradas por administraciones. Las tres alternativas analizadas son:

  1. el cambio en la profundidad del canal de navegación principal,
  2. la reconexión del antiguo Brazo del Oeste y
  3. la recuperación de una marisma en la parte baja del estuario.

Los resultados obtenidos en este trabajo mediante modelado numérico indican que la profundización del canal produciría un aumento en las amplitudes de las elevaciones y corrientes mareales, así como en la extensión de la intrusión salina.

Esto tiene múltiples implicaciones, desde la gestión del riego, pasando por la navegabilidad del canal, hasta a la calidad del agua. Por una parte, el aumento de las corrientes de marea puede producir un cambio en el régimen de la turbidez en un estuario ya de por sí altamente turbio. En ausencia de otras medidas compensatorias, como la recuperación de las marismas de marea, se estaría deteriorando por tanto la calidad del agua en el estuario, incluidas las condiciones de luz y oxígeno disuelto en agua. Por otra parte, estos resultados podrían también ayudar a optimizar posibles dragados de profundización. Al incrementar la profundización del canal las elevaciones mareales, para alcanzar un resguardo para navegación dado, se podría reducir el volumen de material dragado, reduciendo así a su vez el impacto ambiental.

Otros resultados notables del estuario apuntan a que una combinación de alternativas podría servir para mitigar los efectos específicos de las alternativas individuales. Por ejemplo, los efectos de la profundización del canal en elevaciones y corrientes mareales podrían ser parcialmente compensados mediante la recuperación de marismas en la parte baja del estuario del Guadalquivir.

Deja un comentario