El calentamiento global asociado al cambio climático está produciendo un progresivo ascenso del nivel medio del mar. Las consecuencias de este ascenso en la costa conllevarán mayores y más frecuentes inundaciones, afecciones y daños a bienes materiales y mayor riesgo de pérdida de vidas humanas. Estos efectos se verán amplificados en los frentes costeros de las ciudades debido a la alta concentración de actividades, servicios y población.

Con este proyecto se pretende desarrollar una metodología de cálculo y establecer unas recomendaciones técnicas para el diseño de las protecciones costeras en frentes urbanos basándose en la cuantificación (1) de los agentes y acciones considerando sus diferentes escalas de afección y los escenarios previstos de ascenso del nivel del mar, (2) del riesgo en el frente urbano y (3) del rebase en función de las tipologías de protección y los escenarios previstos.

El proyecto generará productos de gran valor no sólo para los países involucrados en la propuesta, sino también a escala global: bases de datos y herramientas informáticas de aplicación por parte de las administraciones públicas, empresas y entidades que trabajan en el medio marítimo-costero.